Se encuentra usted aquí

Salinas y Empleo sostenible III: Transformando las amenazas en oportunidades

Ficha del proyecto
Entidad ejecutora: 
Atlántida Medio Ambiente, S.L.
Estado: 
Abierto
Año Inicio: 
2019
Año fin: 
2020
Fuente de financiación: 
Fondo Social Europeo
Descripción del proyecto

El proyecto pretende mejorar e impulsar la sostenibilidad de las actividades económicas vinculadas a los espacios salineros litorales, promoviendo la integración de la biodiversidad en la gestión y a procesos empresariales, la transición a una economía circular y baja en carbono.

 

El proyecto es multitemático: Biodiversidad y conservación de espacios naturales protegidos, Consumo responsable Acuicultura y pesca sostenible, Ecoturismo, Mejora ambiental y eco-innovación en la empresa Educación Ambiental e Interpretación del Patrimonio.

 

Buscando apoyar a las personas trabajadoras de las salinas litorales, mejorar su adaptación al mercado laboral y aumentar sus competencias en temas demandados por la transición a una economía azul se plantean una serie de actuaciones de elevado impacto positivo social y ambiental. Se persigue adaptar la cualificación de estas personas a las necesidades del mercado laboral, así como mejorar su situación contractual para garantizar el mantenimiento del empleo, permitir la progresión profesional, al tiempo que conservar estos espacios de elevadísimo valor, incluidos en su totalidad en la Red Natura 2000 o sus zonas de influencia. Por otro lado, se pretende mejorar el conocimiento de la Red Natura 2000, sus Hábitats de Interés Comunitario litorales con atención al 1150 Lagunas costeras -donde se insertan las salinas litorales- y sus Servicios Ecosistémicos, especialmente desde el punto de vista del potencial para generar empleo azul de calidad que ofrecen, luchando así contra la desacertada y popular visión de que un espacio natural protegido es sinónimo de prohibición, expropiación y pobreza para la población local. Este hecho es especialmente relevante en las salinas de Andalucía occidental donde su declaración como zonas protegidas y, más aún, su adscripción al DPMT se perciben por muchos como un atentado a la propiedad.

Debemos transmitir, no obstante, el valor de todos los servicios ecosistémicos así como los costes asociados a su pérdida, más allá de los aportes económicos que, fácilmente y en el corto plazo, derivan de los servicios de abastecimiento. Lo cual entronca directamente con lo que ocurre en las salinas, donde la extracción de sal ha sido tradicionalmente el único servicio explotado y, una vez entrado en crisis el sector y establecidos los grandes lobbys de la sal, se revelan más resilientes y rentables aquellas salinas que han sabido diversificar sus usos al explotar una variedad mayor de servicios ecosistémicos, encontrar sinergias con otras empresas y sectores, establecer colaboraciones y poner en valor su riqueza cultural y su biodiversidad. La realización del Salinas y Empleo Sostenible II arroja datos objetivables de ello. En este sentido, se buscará mejorar también las competencias en temas ambientales y la profesionalización de los trabajadores de todo sector que pueda actuar sinérgicamente con las salinas y tejiendo una red cada vez más intrincada de empresas y entidades que comprendan el valor de su conservación.

Se plantean acciones de formación, asesoramiento y de innovación social que aumenten dichas competencias con el objetivo de mejorar su adaptación al mercado laboral y a la transición a una economía azul y fomenten la creación/apertura de nuevas líneas de empleo y capacidad de negocio.

 

El porcentaje de participación de mujeres en el proyecto será de 30%, mientras que el porcentaje de participación de otros colectivos prioritarios (suma del resto de colectivos excepto mujeres) será de 60%.

 

El proyecto incide en Red Natura 2000.

Ejecuta en ITI Cádiz.